Una de las películas animadas más anunciadas para este 2016 por parte de Dreamworks fue Kung Fu Panda 3, que si bien es una película dirigida a los pequeños, nuevamente la hacen disfrutable también para los mayores.


En esta tercera parte, Po nuevamente está en busca de su identidad y origen; el Guerrero Dragón conoce a su padre y además es el elegido para enfrentar a Kai, un terrible enemigo que volvió del mundo de los espíritus y ha robado el Chi de muchos maestros incluyendo al antiguo maestro Ooway.


Si bien no es una historia original, Dreamworks ha aprendido a mejorar las fórmulas ya conocidas con humor fresco, tanto infantil como  dirigido a adultos, y con un muy buen toque emocional que a fin de cuentas deja un buen mensaje a los espectadores.

Algo remarcable en esta película y en las anteriores de Kung Fu Panda son los combates, que en esta en especial, el combate final me dejó muy satisfecha. Hay momentos en que la animación parece una combinación de 3D con motion graphics, lo cual crea un momento hipnotizante, muy interesante y que además es en una parte emocionante de la historia.

Lo excelente de esta cinta fue la música (que está a cargo de Hans Zimmer), sobretodo cuando el villano se muestra, para mí eso le dio mucha intensidad. Además de que desde el inicio comienzan las secuencias cargadas de emoción y acción y así sigue durante casi toda la película.

Y bueno, los personajes, al igual que en las anteriores entregas, son muy agradables. Pero qué esperábamos si son interpretados por un gran elenco (Jack Black, Bryan Cranston, Dustin Hoffman, Angelina Jolie, JK Simmons, Jackie Chan, Seth Rogen, Lucy Liu) y el doblaje al español latino hace justicia.

Comments

comments