El séptimo enanito es un film que salió en el 2014 pero hasta este fin de semana pudimos ver por completo una trama que desde el trailer nos hizo dudar mucho, sobretodo por el uso de cuentos de hadas que están ya muy bien definidos en el mundo del entretenimiento.

Esta producción alemana quiso seguir la fórmula de Shrek; usar personajes de distintos cuentos de hadas y mezclar sus habilidades/personalidades para salvar un reino o a una persona durante el trama. En la historia participan Rose (la bella durmiente), Blancanieves, los 7 enanitos, Jack, un dragón, un mago y Dellamorta (la bruja malvada).

Esta bruja pone a Rose bajo un hechizo que ella y su amado Jack intentan prevenir en el cumpleaños número 18 de la princesa, y por una alteración en el reloj real los habitantes del reino piensan que ha pasado la media noche, por lo tanto ya no puede surtir el hechizo, entonces Dellamorta hace de las suyas. Los enanitos logran escapar del encantamiento y les es posible ir en busca que Jack, quien fue capturado por Burner, el dragón.

En esta aventura, ningún personaje logró causar simpatía durante la película y no puedo decir si fue el doblaje al español latino que no logró transmitir el humor o de verdad los chistes de la película no son buenos. Además todos y cada uno de los personajes nos recuerdan características familiares de otros cuentos o películas animadas. Por ejemplo, Dellamorta es una combinación entre Maléfica e Yzma (Las Locuras del Emperador) y tiene los poderes de Elsa (Frozen).

No existe una pizca de originalidad en el cuento y más bien hace uso de recursos gastados en películas de Disney y de Shrek.

En cuanto a la animación es obvio que se sienta extraña cuando estamos acostumbrados a la calidad de los grandes estudios que ya conocemos, pero debemos admirar cuando un estudio nuevo se lanza a realizar todo un largometraje animado en 3 dimensiones, es por eso que le estaremos dando seguimiento a este estudio, pues llegar a los cines del otro lado del mundo es una buena hazaña.

La animación, como ya dijimos, puede pasar la prueba, pero en el arte y armonía de los personajes se puede sentir que faltó un poco de trabajo; pareciera como si hubieran juntado elementos de distintos universos para armar este largometraje animado, y se siente en los colores, en las formas de los personajes, en sus mímicas tan distintas entre ellos e incluso se puede sentir mejor calidad en unos (como en Dellamorta) y menor calidad en otros (como en Blancanieves), lo cual confunde demasiado al espectador.

Arte conceptual (muy bueno, por cierto) de la película

Arte conceptual (muy bueno, por cierto) de la película

Para entender mejor esta animación debemos saber un par de cosas: La película fue dirigida por Boris Aljinovic y Harald Siepermann, quien murió a mediados de la producción en 2013, lo cual fue un descontrol para el proyecto . Y este largometraje es una extensión animada de una franquicia que incluye dos precuelas live action: “7 enanitos”  en el 2004, la cual fue muy exitosa en su país de origen y”7 enanitos: El bosque no es suficiente” en el 2006.

Rotkäppchen (Mavie Hörbiger, Mi.) bringt die Männerwelt der sieben Zwerge (v.li.) Cookie (Markus Majowski), Bubi (Otto Waalkes), Ralfie (Norbert Heisterkamp), Tschakko (Mirco Notschew), Sunny (Ralf Schmitz), Cloudy (Boris Aljinovic) und Speedy (Martin Schneider) durcheinander.

“7 enanitos: El bosque no es suficiente” precuela de “El séptimo enanito”

No es una película que recomiendo, pero si eres un admirador de los proyectos animados alrededor del mundo es una buena idea seguir a los nuevos estudios desde sus inicios.

Comments

comments