Una de las películas que vi en el 2014 durante el 12º Festival Internacional de Cine de Morelia, fue esta obra de arte (o debería decir conjunto de obras de arte),  “The Prophet”, basada en el libro de Kahlil Gibran (1932).

A pesar de que ya pasó bastante tiempo desde que vi este film, puedo recordar lo magnífico que fue ver estos 8 poemas transformados en arte en movimiento. Cada animación con un peculiar estilo, pero que al final todas logran transmitir emociones y valores como el amor, libertad, pasión, amistad, enojo, alegría, dolor, fidelidad, etc. También cada una acompañada de una exquisita pieza musical que parece hecha para el ambiente y ritmo de la animación.

Son temas distintos, a veces muy filosóficos, los que se tratan en cada animación, todos sumergidos en la historia de aventura de Almitra, su madre y Mustafa, un poeta que se encuentra preso por meter ideas diferentes en las personas de Orphalese. Durante la historia, Mustafa va contando a los habitantes distintas lecciones de vida que dan origen a las animaciones.

Almitra es una pequeña niña con la maña de robar objetos y que no ha hablado desde que murió su papá. Su mamá cuida de Mustafa, y un día Almitra decide (sin permiso de su madre) entrar a la habitación del poeta y husmear entre sus cosas.

La historia no tiene temas profundos inmersos, ni los personajes son tan entrañables. Lo impresionante del film es, una vez más, los 8 cortos, cada uno de ellos animado por un director diferente; Tomm Moore , (Song of the Sea) Gaëtan Brizzi (Las locuras del emperador, 9 y Fantasía 2000 ) y Roger Allers ( El Rey León ).

The Prophet está próxima a estrenarse en las salas de México. La película por mi parte es una gran recomendación.

Comments

comments